Comprar en Internet es realmente más barato?

0

En la antigüedad, el comercio era considerado como una verdadera aventura épica. Los animales eran preparados para transportar las mercancías, soldados y mercenarios eran contratados para hacer la escolta de los mercaderes, además de ser necesarios los más variados recursos para enfrentar viajes que podrían durar semanas o hasta meses, dependiendo del destino.

En la Grecia Antigua, verdaderos homenajes al dios Hermes eran hechos para garantizar la prosperidad de los comerciantes. Hoy, todo este viaje se puede reducir a sólo un clic, en cualquier lugar que esté.

La compra por Internet se convierte en una práctica cada vez más común entre las personas, que buscan el confort ofrecido por la tecnología. La facturación del comercio electrónico en España ha aumentado un 32,8% interanual según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El comercio virtual realmente facilita mucho la rutina de las personas, principalmente para aquellas que gustan de buscar bien los precios antes de efectuar sus compras. En un corto espacio de tiempo, el usuario es capaz de visitar decenas de tiendas online, evaluando los mejores precios, las formas de pago y condiciones de entrega del producto. Sin embargo, ¿será ésta la mejor opción para los consumidores?

Preparamos este artículo para hablar un poco más sobre las ventajas y desventajas de esta forma de hacer compras.

En busca del precio ideal: cuando la compra en línea vale la pena?

Aquellos que gustan de ahorrar dinero y obtener la mejor oferta será definitivamente satisfecho con las compras en línea . El 78% de los consumidores afirman encontrar el mejor precio por Internet. Para no gastar en los empleados, alquilar un espacio físico , e incluso la factura de electricidad , los minoristas en línea son capaces de ofrecer las mejores condiciones del mercado en la mayoría de los productos.

La discrepancia de valores de electrodomésticos, productos de informática y electroelectrónicos es aún más evidente, incluso en las empresas que poseen tienda física y tienda virtual. Un ordenador, por ejemplo, puede variar hasta un 46% de su precio entre las dos opciones, según el estudio.

Es importante destacar, sin embargo, que no siempre las tiendas virtuales ofrecerán el mejor trato. Hay muchas ferias y exposiciones, como las grandes liquidaciones de las tiendas de ropa, que realizan descuentos inimaginables hasta para las plataformas online, con el objetivo de quemar existencias y conquistar nuevos clientes. Es siempre importante hacer una investigación para comprobar si alguno de estos eventos se producirá en su ciudad y aprovechar.

No todo es perfecto: comprar en Internet también tiene sus problemas

A pesar de las ventajas competitivas en los precios ofrecidos por Internet, es bueno siempre estar atento a algunos contratiempos que usted puede tener al adquirir productos de esta forma. El primero de ellos es el riesgo de retrasos. No hay nada peor que hacer una compra y no tener el producto en la fecha combinada. Además de la ansiedad, puede ser que el consumidor esté contando con la entrega en el plazo, lo que seguramente traerá descontentos y, en algunos casos, hasta peleas judiciales. Si necesita el producto con urgencia, lo más recomendado es comprarlo en una tienda física.

La clonación de tarjetas también es un riesgo real. Internet es uno de los principales medios de actuación de hackers y piratas informáticos. Por lo tanto, es importante estar atento a la credibilidad de los sitios visitados y, principalmente, utilizar una buena herramienta antivirus.

Por último, otro problema muy grande es la dificultad de identificar las características reales de los productos. No son raros los casos de devolución, como cuando hay una incompatibilidad de lo que se ha descrito con lo que se entregó, o, en el caso de tiendas de ropa y zapatos, los artículos no se viste y no calzaban como imaginábamos. En este proceso, el usuario puede perder bastante tiempo hasta que finalmente lograr lo que quería.

En la tienda física, por otro lado, usted tendrá cómo probar el producto y comprobar si realmente satisface sus necesidades.

Considere sus intereses: defina cómo comprar

No hay respuesta correcta cuando el asunto es hacer compras. Lo más importante es ponderar intereses, comparar precios y condiciones de entrega. Si usted todavía se siente incómodo al adquirir productos por Internet, no se acomode, pues todavía podrá usar su poder de persuasión para intentar conseguir las mejores condiciones. La buena y vieja ganga todavía es una práctica recomendada hasta por los mejores especialistas.

Por otro lado, si desea comodidad, sea bienvenido al mundo de Internet. La tecnología definitivamente vino para disminuir distancias y garantizar más agilidad en las relaciones humanas, incluso en el área de comercio.

¿Y tu? ¿Cómo prefieres realizar tus compras? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Leave A Reply

Your email address will not be published.