Hacerse autónomo o montar una SL

0

A la hora de iniciar una actividad empresarial, muchos emprendedores se plantean la siguiente duda: ¿qué me conviene más, darme de alta como autónomo o crear una SL?

Todo dependerá de una serie de circunstancias y decisiones, como si la actividad que se inicia es reciente o ya está consolidada, la viabilidad del proyecto, el número de personas implicadas o la imagen empresarial que se quiere transmitir.

Hacerse autónomo o montar una sl

Por supuesto, cada opción tiene sus ventajas y desventajas. Os hacemos un resumen comparativo de algunos de los aspectos clave a tener en cuenta:

Costes y tiempo de constitución

Darse de alta como autónomo es una gestión rápida y sencilla que podemos realizar de forma gratuita o bien con la ayuda de un gestor.

Constituir una sociedad limitada conlleva una serie de costes que vienen dados por su forma jurídica, como son la aportación de un capital de 3.000 euros, así como los gastos generados por los trámites de constitución en notaría y registro. El período de constitución puede ir de 15 días a 2 meses, pero es posible realizar la constitución ‘express’ con un coste de 100 €.

Responsabilidades

Ser autónomo implica que su responsabilidad es ilimitada, es decir, que debe responder con su patrimonio personal para hacer frente a posibles deudas.

En cambio, la SL, como su nombre indica, implica una responsabilidad limitada por la que los socios responderán a sus deudas con el capital social aportado, no con su patrimonio.

Imagen

La forma jurídica del autónomo es la de persona física y, por tanto, se trata de una figura individual y personalista.

La SL representa una personalidad jurídica, por lo que resultaría más ventajosa en caso de querer transmitir una imagen corporativa.

Fiscalidad

Los autónomos, al ser personas físicas deberán tributar al marginal del IRPF si el volumen de beneficios es elevado (que en Cataluña puede llegar al 52%).

La tributación media de las pymes es del 25% hasta 300.000 euros de beneficio y al 30% para el resto, por lo que supone una beneficio fiscal mayor.

Entonces, ¿qué opción me conviene más?

Después de haber valorado los puntos anteriores un mismo debe ver qué opción se ajusta más a su situación ya sus objetivos. Pero de entrada, lo más recomendable es que al iniciar una actividad de forma individual se empiece como autónomo, y si esta actividad crece o se quiere proyectar una mayor imagen corporativa entonces será aconsejable montar una SL

Os dejamos con esta completa infografía que amplía el resto de características:

Hacerse autónomo o montar una sl

Leave A Reply

Your email address will not be published.